viernes, 21 de septiembre de 2012

casi un año congelado

tengo tantas cosas que decir... ayer pensaba que necesito escribir porque ya son demasiadas cosas acumuladas en mi cabeza... es tanto que las ideas que tenía ayer sobre escribir aquí, ya no son las mismas hoy, o se me olvidaron por pánico de la hoja blanca.
ha pasado tanto en este año, en estos meses que se pasan cada vez más rápido...
podría y quería hablar del tiempo
de la música
del arte
de las palabras
de la felicidad
de la sinceridad
de la armonía
de la libertad
de correr
de explotar
de sentir sentir y volver a sentir...
y de pronto es demasiado, y pienso, o escribo o leo o investigo o descanso...
pero bueno... esperemos que este medio sirva nuevamente para sacar todo eso comprimido en mi mente...