sábado, 29 de octubre de 2011

estrés y enfermedad

mi espalda es un nudo de canicas, no se desplazan para ningún lado, están atormentando mis movimientos dejándome cada vez más estática...
tanto cansancio y estrés me enfermó, mi garganta está cerrada y prefiero no hablar, me duelen las anginas, por momentos me ataca una tos dolorosa, que me cansa más.
necesito descansar, pero no es momento, no tengo tiempo, es un poco frustrante, quisiera poder hacerlo.
no me gusta enfermarme, me pone de malas, me enoja, y siempre intento seguir mi vida cotidiana, pero es difícil, es como hacer doble esfuerzo, mi cuerpo me pide descanso, yo no se lo doy, la historia de siempre...
sólo espero que se quite pronto todo esto!